Un tratamiento de Reiki, ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva, además aumentará tu autoestima, te sentirás más tranquilo y sosegado, con ánimo y positividad.
Las personas de baja autoestima, suelen sentirse inseguras, con temores y dudas, se menosprecian en cuanto tienen la menor ocasión, ven a los demás siempre mejor que ellos, pensando que no son suficientemente buenos para emprender o hacer cualquier cosa.
Al sentirte así, el carácter incluso te cambia, volviéndote antipático, y menos accesible a las relaciones de amistad, pareja…
La autoestima es una necesidad tanto en los niños como en los adultos, si ayudamos a subir la autoestima de otros, también  estamos subiendo la nuestra.